Características Clínicas

La condición más común de poliposis adenomatosa se cree que representa aproximadamente el 2% de todos los cáncer de colon.81,82. Se pueden clasificar en tres condiciones: poliposis adenomatosa familiar atenuada la poliposis adenomatosa familiar y poliposis asociada a MYH.

La poliposis adenomatosa familiar clásica (PAF) y poliposis adenomatosa familiar atenuada (PAFA) se deben a mutaciones en el gen APC. El gen APC es un gen supresor de tumores que regula el crecimiento y la proliferación celular. PAF y PAFA se heredan de una manera autosómica dominante, mientras que la poliposis asociada a MYH (PAM) es causada por mutaciones en el gen MYH y se hereda de forma autosómica recesiva. Los individuos con PAM tienen mutaciones en ambos genes MYH (uno de cada uno de los padres, a menudo se denomina como “mutaciones bialélicas”). Con frecuencia, los pacientes no tienen antecedentes familiares de cáncer de colon o pólipos en los padres (aunque los hermanos pueden estar afectados).83 El gen MYH es un elemento importante en la reparación de bases por escisión, que permite la reparación de mutaciones en el ADN causado por daño oxidativo. La PAM se estima que comprende aproximadamente el 1% de todos los cánceres colorrectales. La PAM puede causar a los pacientes cáncer colorrectal incluso en ausencia de pólipos en el colon.280

Al evaluar el riesgo de cáncer hereditario, el historial personal y familiar del paciente son recogidos para investigar el riesgo de síndrome de poliposis. Una vez que al paciente se le diagnostica un incremento en el riesgo de uno de estos síndromes, los resultados de las pruebas genéticas proporcionan la manera más exacta de evaluar el riesgo de cáncer de un paciente. Es importante tener en cuenta que aproximadamente del 20% al 30% de los casos de PAF son causados por mutaciones nuevas, lo que significa que las mutaciones heredables en el gen APC pueden estar presentes en una persona, incluso si no se presentan en los padres.84 También, debido al patrón de herencia autosómico recesivo de la PAM, muchos pacientes afectados no tienen familiares con pólipos colorrectales o cáncer.83 La realización de pruebas genéticas es la única manera de identificar con seguridad familiares en riesgo.