Características de Síndrome de Lynch

El síndrome de Lynch, también conocido como cáncer colorrectal hereditario no polipósico (CCHNP), es el más común de los síndromes de cáncer de colon hereditario y se cree que engloba entre el 3% y el 5% de todos los cánceres colorrectales.40 Henry T. Lynch, M. D. , describió las características de este síndrome en 1966 mientras dirigía estudios de cáncer colorrectal familiar.41 El término “síndrome de Lynch” fue utilizado por primera vez en 1984, para contribuir a aclarar la enfermedad y en honor al trabajo del Dr. Lynch.41

Se sabe que el síndrome de Lynch es el resultado de una mutación heredada en uno de los genes de reparación del adn. Normalmente, los genes de reparación producen proteínas que identifican y corrigen los desajustes de emparejamiento de bases que pueden ocurrir durante la replicación del ADN. Por lo tanto, una mutación que inactiva los genes de reparación conduce a la acumulación de otras mutaciones que aumentan considerablemente la probabilidad de desarrollar cáncer. Las mutaciones que alteran la función de los genes de reparación (mutaciones en MLH1, MSH2, MSH6, EPCAM y PMS2) han sido relacionadas con casos de síndrome de Lynch.42,43

Se sabe que las mutaciones germinales en MLH1, MSH2 y MSH6 son la causa de la mayoría de mutaciones detectadas en familias con síndrome de Lynch.44 Recientemente, se ha descubierto que EL PMS2 y EPCAM también desempeñan un papel importante en síndrome de Lynch.

Como uno de los cuatro genes asociados con síndrome de Lynch, la importancia funcional del PMS2 ha sido clara, pero su contribución total al síndrome de Lynch fue considerada bastante baja a lo largo de la historia. Estudios más recientes sugieren que la prevalencia de las mutaciones en PMS2 es comparable a MSH6, tanto que un 15% de todos los síndromes de Lynch son atribuibles a PMS2.

El gen EPCAM es un colaborador recientemente descubierto del síndrome de Lynch, es la causa de alrededor alrededor de un 1-3% de todas las mutaciones detectables de síndrome de Lynch. Los estudios indican que las grandes deleciones en el final de este gen, localizado en el extremo 5’ de MSH2, puede conducir a una pérdida de expresión del gen MSH2 y desembocar en síndrome de Lynch.

La poliposis asociada a MYH es provocada por mutaciones en el gen homólogo mutY. El PAM se hereda de forma autosómica recesiva, por lo que los individuos que padecen PAM deben tener la mutación en ambos genes MYH (uno de cada padre, también denominadas mutaciones MYH bialélicas). Con frecuencia, los pacientes no tienen antecedentes de cáncer de colon o pólipos presentes en los padres (aunque sus hermanos pueden estar afectados).83 El gen MYH es una parte importante del proceso de reparación vía escisión de bases (REB), que permite la reparación de las mutaciones en el ADN causado por daño oxidativo a las células. El PAM se estima que abarca aproximadamente el 1% de todos los cánceres colorrectales y puede provocar cáncer colorectal incluso en pacientes que no presenten poliposis cólica.280